lunes, 10 de agosto de 2015

Animorphs #26: El Ataque (The Attack)

Como les conté en otro post, después de una muy buena veintena de libros, la serie juvenil Animorphs empieza a tener sus altibajos, por lo que decidí consultar en una página de Facebook de fans cuáles son los libros críticos que hay que leer, o los mejores. El Ataque es uno de ellos.
Me pareció un libro interesante, donde conocemos a los Iskroot, una raza vinculada a los Yeerks y que tiene que ver con uno de sus futuros posibles, y donde se nos describe a los Howlers y podemos verlos en acción. Es más, se enfrentan a los animorphs en el planeta de los Iskroot, para decidir la supervivencia de esa raza. Todo en una partida de ajedrez orquestada por el Ellimista y Krayak, de quien por fin conocemos más. Es aquel ojo que vio Jake en el libro seis, cuando moría el yeerk en su cerebro. Esto le permitió vislumbrar más allá del tiempo y el espacio y encontrarse con este genial monstruo lovecraftiano que de ahí en más comenzó a plagar sus pesadillas.

Los Howlers son criaturas espeluznantemente impresionantes: tienen garras retráctiles, su piel parece lava, sus ojos azules captan rastros de calor y están armados con láseres, armas con dardos y cuchillos. Pero también con un aullido que es como un grito sónico y aturde a sus enemigos. Uno de estos Howlers casi acaba con los animorphs, por lo que hacer frente a los siete parece una tarea imposible. Sin embargo Jake aprendió del Ellimista y se esfuerza por ver más allá. 
Lo más interesante sucede cuando uno de los animorphs adquiere a un Howler y su mente colectiva es algo completamente diferente a lo que esperábamos.
La resolución del libro me pareció un final justo e inteligente, a la altura de la historia. Sólo queda agregar que en este libro una de las parejas finalmente se besa en una escena tierna y emocionante que tiene sus ramificaciones en la trama de El Ataque y en la mitología de la historia. Algo que podría haber quedado muy cursi, pero que fue bien manejado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario