lunes, 10 de agosto de 2015

El Regreso de Sailor Moon: Crystal

En los 90, Sailor Moon junto a Saint Seya me acercaron al manga y al anime. Si bien ya había visto otras animaciones japonesas, estas fueron las primeras donde había chicos y chicas con poderes basados en la mitología que enfrentaban el mal. A diferencia de los dibujitos americanos de esa época, en los japoneses no se quedaban cortos cuando tenían que retratar dramas y batallas. En el caso de Saint Seya, los personajes sufrían, tenían traumas y volaba sangre por doquier. Las Sailor Senshi se enfrentaban a enemigos oscuros y peligros mortales, sufrían y morían pero siempre resucitaban para reencontrarse en un nuevo día.

Imaginen mi alegría cuando me enteré que se estrenaba una remake de Sailor Moon, y que iba a ser emitida por Internet, ¡subtitulada!, en todo el mundo. Sabiendo que iban a ser pocos episodios y que iba a ser una versión distinta, decidí darle una oportunidad, por los viejos tiempos. Y me enganché bastante, divertido también por las discusiones en grupos de Facebook y las reacciones subidas a Youtube por Aurora Peachy.

Aviso que voy a hacer comparaciones con el anime de los 90. No para decir cuál fue mejor o peor, sino porque creo que fueron dos experiencias diferentes en momentos muy distintos, y cada una tuvo sus cosas interesantes y otras no tanto, y quiero comentarlas.





Creo que Sailor Moon Crystal fue una buena adaptación del manga, bastante fiel y tomándose licencias para expandir la historia cuando era necesario.

Solo vi completo el primer arco del anime de los 90 de Sailor Moon. Me pareció que tenía mucha acción, personajes misteriosos, poderes y transformaciones increíbles y momentos muy divertidos. Me gustaban la torpeza, la desfachatez y la glotonería de Serena, su relación tensa con Darien, Amy la intelectual, la fuerza y la habilidad culinaria de Lita y la dulzura de Mina. Luna y Artemis eran lo más. Pero lo que realmente me sorprendió fue el final del primer arco. La revelación de sus vidas pasadas (en una época en la que estos conceptos de la new age todavía no reinaban) y la civilización perdida en la luna fue impresionante. Esto, más el épico y angustiante sacrificio de los personajes en el polo norte para vencer a Metalia (acompañado por una excelente música triste y poderosa), generaron un clímax que elevaron a la serie a lo mejor y más fantasioso que había visto en la animación hasta ese momento. ¡Sacrificio! ¡Muerte! ¡Resurrección! ¡Olvido! En mi opinión es una versión superior en el final del primer arco a la del manga y a la de Sailor Moon Crystal.




Sin embargo, destaco varias cosas de Crystal. En esta versión pudimos conocer la historia de los Cuatro Generales como la imaginó Naoko Takeuchi (y la sugirió en una ilustración, aunque no directamente en la historia del manga).

Eran los generales y guardianes serviciales del Príncipe Endymion, y en Crystal sobreviven un rato más que en el manga. Esto me pareció uno de los aciertos de la nueva adaptación, así como las visiones y los recuerdos de las senshi.

También, que ellos pudieran recordar su pasado. Las senshi encontrándose con los Shitennou en ese prado soleado y brillante, cuando llegan a la Tierra buscando a la Princesa Serenity, y enamorándose de ellos, es una de las escenas mas bellas del nuevo anime.

No puedo resistirme a listar los roles de los Cuatro Generales:

Jadeite, Caballero de la Paciencia y la Armonía
Nephrite, Caballero de la Inteligencia y el Consuelo
Zoisite, Caballero de la Purificación y la Sanación
Kunzite, Caballero de la Pureza y el Afecto


Encontré en un foro sus características básicas (supuestamente son de un material de colección de Naoko Takeuchi):

Jadeite: serio e implacable. Típica persona bella.
Nephrite: emocional e intenso. Orgulloso de sí mismo.
Zoisite: femenino, el más joven, de tipo juvenil e infantil.
Kunzite: el líder. Silencioso y calmo, y atemorizante si está enojado.


Sólo puedo quejarme de que extraño la pareja que hacían Zoisite y Kunzite en la serie de los 90 (sí, eran gay pero los del doblaje americano y su censura nos hicieron creer que Zoisite era una chica) . La cruel muerte de Zoisite embellecida por una lluvia de pétalos creada por su amor fue una de las escenas más tristes del anime original.


Mi mayor deseo era que los Shitennou sobrevivieran a la batalla final, o que fueran revividos como humanos en otras partes del mundo, tal vez en los cuatro continentes de los que eran generales. Pero eso no pudo ser. Fueron matados de una forma cruel, insensible y apresurada, dejando a las senshi sólo unos segundos para llorar. Al menos hubo un par de veces en las que recuperaron la conciencia, antes de volver a ser hipnotizados por Beryl. Más allá de eso, creo que esta adaptación de los Cuatro Generales fue mas fiel al manga y le sumó, a su manera, muchas cosas que Naoko no llegó a contar.
Me gustaron mucho ciertos escenarios, como el centro de mando y la dimensión a la que las trasladaba Mercury.



También los palacios y planetas de los enemigos, y ni hablar de esta Tokio de Cristal. Es para destacar que los animadores le agregaron distintas locaciones a un manga donde los escenarios eran olvidados o se perdían en medio de la acción.
Una de las cosas que más me gusta es que en esta versión ¡vuelan! Algo muy flashero del manga que da gusto ver :)



No me gustó que Sailor Moon fuera la que acabara con Beryl, en vez de Venus, tampoco su final menos sangriento que en el manga. Me gustó conocer algo más acerca de la vida pasada de Beryl.


Sé que la animación dejó mucho que desear en varios capítulos, pero tengamos en cuenta que podemos verlo gratis por Internet,  y pensemos en el poco tiempo que tenían para animar los episodios en una serie regular. Los que quieran una mejor versión, cuentan con las correcciones que tendrá en el Blue Ray.

Los ataques y las transformaciones de Crystal fueron gloriosos y homenajearon al anime de los 90 y al manga. Conocimos el poder de Tuxedo Mask (Tuxedo La Smoking Bomber!)

Fue bueno que en el segundo arco comenzaran a insertar también esos cuadros en los que los personajes se ven más chistosos cuando están enojados o nerviosos.
Me gustó mucho la música del opening y el ending de Crystal, así como la música incidental de cada episodio. La música, el opening y el ending del anime original eran muy buenos también.

Si bien la versión de los 90 tuvo muchos episodios de relleno, que se alejaban de la trama del manga, creo que muchas veces proponían buenas historias que enriquecían a los personajes. Sin embargo, también había tramas muy repetitivas, con el monstruo del día y todas terminaban con un ataque de Sailor Moon. Cuando era chico y lo veía me resultaba muy aburrido. Tenías que esperar muchos capítulos para que avanzara la trama. Estos episodios de relleno, que se suelen hacer para que el mangaka tenga tiempo de terminar la historia antes de que lo alcance el anime, a veces son buenos y muchas otras terminan en desastre, como muchos ya saben.

Me enganché con Crystal por nostalgia, y me gustó mucho. Quedé muy conforme con esta nueva adaptación. Creo que fue una buena idea acercarlo lo más posible al manga, que es más corto: la acción y los puntos importantes de la trama se suceden uno tras otro. Hoy sería imposible engancharme con una serie tan larga y repetitiva como la de los 90, y creo que si hubieran estirado tanto la nueva versión hubieran terminado por gastarla. En esta pude disfrutar del segundo arco sin perder el interés, teniendo en cuenta que a esta altura la veo por nostalgia y con otros tiempos.

La historia sobre el Milenio de Plata es muy interesante. Tokio de Cristal es bellísima. Chibiusa tiene el espacio suficiente para mostrarse como una pendeja malcriada, y al mismo tiempo, una mujer triste del siglo XXX que no puede crecer, con su mundo destruido y refugiándose en el pasado.

La idea de que en el futuro el cristal de plata le da vida eterna a la humanidad y acaba con todos sus males es atrapante (manden uno a nuestra realidad YA), más con los rebeldes y el misterioso y siniestro Wiseman. Saphir y Demande ya son mis personajes favoritos, unos sucesores a la altura de los Cuatro Generales.

En los últimos capítulos la animación fue gloriosa, y hubo escenas en la que Sailor Moon estaba hermosa. Ni hablar del palacio de la Reina Serenity, Esa escena en la que atravesamos en un traveling el exterior, la entrada principal, las puertas y un pasillo del palacio hasta llegar a la Reina Serenity descansando dentro del cristal fue fascinante.

¡Black Lady! Qué más decir que es la peor versión de Chibiusa: engreída, manipuladora y perversa. ¡Está enamorada de su padre, por Dios! ¡Lo rapta con ayuda de Wiseman y lo tiene como boy toy! WTF?!

También conocimos la versión de Crystal de Sailor Pluto. Un personaje triste y misterioso que esperemos revivan más adelante. El arrepentimiento y la transformación de Chibiusa estuvieron bien realizados. El final del segundo arco, con el destino triste de Saphir y Demande, el despertar de la Reina Serenity y el enfrentamiento de Usagi y Chibiusa con Dark Phantom fue muy bueno y ruvo todo lo épico que le faltaba al final del primero.

Fue un buen viaje,  espero que adapten el último arco pronto. ¡O los castigaremos en el nombre de la Luna! :)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario